Viaje a los recuerdos de nuestra infancia

Son muchos los alumnos que han pasado por nuestra escuela durante todos estos años y muchos de ellos todavía nos visitan. Niños y niñas que ahora cursan P3, P4 y P5, niños y niñas que estudian Educación Primaria, chicos y chicas adolescentes y también adultos.

Aquellos primeros alumnos ya han crecido y han decidido que sus hijos y sus hijas asistan a la misma escuela donde sus padres y sus madres hicieron sus primeros pasos y dijeran las primeras palabras..

Lluís

¿Cómo escogimos la guardería para nuestro hijo?
Pues un buen día me encontré con una lista en mis manos con todas las guarderías disponibles en el barrio…y decidimos visitarlas todas.
Cuando llevábamos tres visitas seguidas, cansados y un poco decepcionados porqué no habíamos encontrado lo que buscábamos…, entramos en una portería que me resultaba familiar, incluso ese olor lo recuerdo, subo las escaleras hasta el principal y solo sé que tengo una buena sensación. Veo la puerta de entrada y de repente me viene en mente…Ostras…¡¡¡pero si es mi guardería!!!! ¡Sí, sí!, creo que sí. Me abren la puerta y no tengo dudas: es “Amparo” y lo más sorprendente es que después de 36 años l’Empar me dice: ¡¡Hola, tu eres Mariona!!
Entonces lo tuve clarísimo, a decir verdad yo no recordaba demasiadas cosas pero solo el hecho de estar allí me hacía sentir bien y con eso me bastaba. ¡¡¡Ésto es lo que quería para mi hijo!!!
Y efectivamente, Llar d’infants Petit Sant Marc transmite este sentimiento de familiaridad al niño, de confianza y sobre todo, sobre todo, ternura y estimación. Sin duda, el Petit Sant Marc que hemos vivido como padres nos ha transmitido una gran profesionalidad y seguridad en cuidar a nuestro hijo.

David, Mariona y Lluís

Nil i Marta

La Llar d’infants Petit Sant Marc supuso para nuestros hijos la entrada perfecta en el mundo escolar. Pequeño y casero, cuidaban de los niños y ellos estaban muy contentos de ir.
Mis hijos ahora tienen 11 y 8 años, aún recuerdan las cosas que hacían en el colegio y los compañeros que allí tenían. Para nosotros representaba una continuación del hogar. Iban felices, aprendían a jugar, a comer, ¡a dormir la siesta! y a relacionarse con los otros niños con afecto y naturalidad.
Aún recuerdo la primera vez que vi a Empar. Con voz seria me dijo: en esta escuela no hacemos natación, ni tampoco vamos de excursión…  Pero hicieron unas “colonias” sin salir de la “cocina” que mi hija Marta todavía las recuerda como las MEJORES DEL MUNDO.

Ruth i Lia

La Llar d’infants Petit Sant Marc es un lugar entrañable para nosotros. Su equipo es extremadamente cuidadoso con los pequeños, atienden sus necesidades generales y particulares, estimulan y despiertan cualidades esenciales en su aprendizaje y para nosotros lo más importante: aman a los niños. Nuestras hijas todavía recuerdan y hablan regularmente de les maestras con mucho cariño y, siempre que podemos, no perdemos la oportunidad de visitar a Empar, Míriam y Laura. Si estáis buscando una guardería dónde eduquen, amen, cocinen comida casera y especial si es necesario, hagan actividades lúdicas y también las tradicionales para los más pequeños, éste es el sitio.

Clara, Ignasi i Gabriel

Somos los padres de Clara (13 años), Ignasi (11 años) y Gabriel (8 años)…los tres han ido a Llar d’infants Petit Sant Marc. Este rinconcito del Eixample fue nuestro primer contacto con el mundo educativo como padres y nos sentimos muy bien acompañados tanto como por Empar (directora) como por las educadoras, la cocinera y todo el personal en esta tarea no siempre fácil que es EDUCAR a nuestros hijos. Siempre recordaremos con gran cariño los años que pasamos en Petit Sant Marc, y ahora con la perspectiva de los años vemos que escogimos la mejor opción!!!